English German Espagnol Portugese Chinese Japanese Arab Rusian Italian Norvegian Dutch Hebrew Polish Turkish Hindi
Portada del sitio > 18- ESPANOL- MATERIAL Y REVOLUCION > Lucha de clases en Espana en 2009

Lucha de clases en Espana en 2009

Domingo 8 de marzo de 2009, por Robert Paris

40. 000 trabajadores afectados por planes de desempleo se manifiestan en Barcelona pidiendo la huelga general

Por Teo Navarro Kaos / inSurGente, 06/11/08

Barcelona. – En contraste con el discurso de los dirigentes de CCOO y UGT, los manifestantes han exigido una respuesta unida y contundente contra los ERE’s y despidos: “Hace falta ya una huelga general”. Los dirigentes de CCOO y UGT han hecho concluir la manifestación en la Plaça de la Catedral, en lugar de en la Plaça Sant Jaume, evitando dirigirla hacia quien tiene la responsabilidad de aprobar o denegar los ERE’s. Este simple hecho ya era toda una declaración de principios.

Una multitudinaria manifestación ha recorrido esta tarde el centro de Barcelona en protesta contra el reguero de expedientes de regulación, despidos y cierres presentados por distintas empresas en Catalunya. La manifestación ha contado con la presencia de columnas de trabajadores de Nissan, Pirelli, Tyco, Delphi, o Frigo, junto a otras como Cerámicas Sugrañes, Levesta, Monvial o Aconda.

CCOO y UGT no exigen a la Generalitat el rechazo de los ERE’s

Los dirigentes de CCOO y UGT han hecho concluir la manifestación en la Plaça de la Catedral, en lugar de en la Plaça Sant Jaume, evitando dirigirla hacia quien tiene la responsabilidad de aprobar o denegar los ERE’s. Este simple hecho ya era toda una declaración de principios. Ante la catedral los discursos de sus dirigentes se han limitado a exigir a la Generalitat que rechace los expedientes que no tengan “las condiciones que marca la ley”, amenazando con una “respuesta contundente” si no era así.

Se da la circunstancia de que las direcciones de CCOO y UGT apoyan, junto a la Generalitat que inyectará dinero público, la operación de venta de Frigo a Farggi, lo que supone aceptar que la multinacional Unilever cierre su planta de Barcelona (una empresa con beneficios y mercado), dejando en la estacada a 268 trabajadores de los que sólo 85 pasarán a la empresa compradora. Un trabajador de Frigo denuncia este hecho en los siguientes términos: “Los dirigentes de CCOO y UGT nos han vendido y engañado una vez más. Mientras el comité de empresa (CCOO, UGT y STC) con todos los trabajadores estábamos luchando contra el ERE, estos sinvergüenzas estaban negociando en secreto con la Generalitat, Unilever y la empresa compradora la venta de los trabajadores y la maquinaria con dinero público, sin contar con nosotros ni saber nada”. ¿Son estas “las condiciones que marca la ley” para los dirigentes de CCOO y UGT y el ejemplo a seguir en otros casos?

Los trabajadores de Nissan, Pirelli y otras empresas exigen el rechazo de los expedientes de crisis

Las declaraciones de los dirigentes de CCOO y UGT contrastaban con las consignas que se han escuchado durante la manifestación. Especialmente combativo se ha mostrado el cortejo de Nissan, donde se apreciaba la indignación con Montilla, que ayer mismo se entrevistó con responsables de la multinacional sin plantearles su rechazo al ERE. “Montilla, escucha, la Nissan está en lucha” o el más contundente “Montilla, cabrón, levanta del sillón” se han podido oir junto al “contra el expediente, rechazo contundente”, el grito más coreado por los trabajadores. La dirección de Nissan también ha recibido sus muestras de cariño: “Ese japonés, hijo puta es”.

Los trabajadores de Pirelli por su parte también apelaban a la responsabilidad de Montilla mientras coreaban “Sin industria, todos a la mierda”. En este caso, el grito contra el propietario de la multinacional era un clásico: “Tronchetti, cabrón, trabaja de peón”.

Otro clásico, aunque más reciente, ha recorrido la manifestación de arriba abajo. El “Señor alcalde, le va a votar su puta madre”, que pusieron de moda los conductores de TMB durante su ejemplar lucha por los dos días de descanso semanal, se oía insistentemente en la columna de Nissan y en distintos puntos de la manifestación.

Otro clamor: movilización general

También en contraste con el discurso de los dirigentes de CCOO y UGT, los manifestantes han exigido con reiteración una respuesta unida y contundente contra los ERE’s y despidos: “Hace falta ya una huelga general”, “Así, así, ni un paso atrás, contra los despidos, huelga general” han sido coreadas repetidamente, junto a otras consignas apelando a la lucha como “si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra…”, “Així, així, cap pas enrere, contra el capital, lluita obrera” (“Así, así, ni un paso atrás, contra el capital, lucha obrera”).

El bloque de la Xarxa contra els Tancaments concluye ante Foment del Treball

La manifestación ha contado también con la presencia de un bloque agrupado en torno a la Xarxa contra els Tancaments i la Precarietat, que se ha manifestado con una pancarta de cabecera con el lema “No a los ERE’s y los despidos, la crisis que la paguen ellos, luchemos juntos, huelga general”.

La Xarxa ha concluido la movilización con un acto ante la sede de la patronal catalana Foment del Treball, donde se han coreado consignas como “Estos de aquí enfrente, despiden (explotan) a la gente”. Han hablado en nombre de distintas empresas en lucha representantes de Telefónica, Sintermetal, Delphi de S. Cugat, Seat y Pirelli (los de Simón han justificado su ausencia por esta en pleno conflicto en ese momento) denunciando la voracidad del capital como causa real de los planes de despidos y la política de colaboración de la Generalitat y de conciliación de los dirigentes de CCOO y UGT con ellos.

Lluis Blanco, en nombre de la Xarxa, ha concluido el acto dando lectura a la declaración difundida durante la manifestación y suscrita por secciones sindicales, delegados y trabajadores de empresas en lucha (Simón, Frape, Frigo, Delphi, Magneti Marelli, Sintermetal, Estampaciones Sabadell, EDS, Nissan, Pirelli, Telefónica). En ella se plantea “¿Por qué Montilla y la consellera Serna no han dejado ya claro que van a rechazar unos EREs totalmente inaceptables como los de Nissan o Pirelli, por no hablar de Frigo?”, se reivindica “que el protagonismo lo tomen las asambleas de trabajadores” y se llama a “coordinar las luchas desde abajo y a presentar una respuesta unificada” con la “convocatoria de una huelga general en Catalunya”.

Finalmente se ha hecho un llamamiento a participar en las próximas movilizaciones unitarias contra la crisis, en solidaridad con las luchas y contra los despidos, y contra la directiva de las 65 horas. La Asamblea abierta y concentración del 15 de noviembre (17 horas, Plaça Catalunya) coincidiendo con el arranque de la reunión internacional del G–20 de “Refundación del capitalismo”. Y la manifestación del 29 de noviembre (17’30 horas, Plaça Universitat).

Los dirigentes de CCOO y UGT han hecho concluir la manifestación en la Plaça de la Catedral, en lugar de en la Plaça Sant Jaume, evitando dirigirla hacia quien tiene la responsabilidad de aprobar o denegar los ERE’s. Este simple hecho ya era toda una declaración de principios. Ante la catedral los discursos de sus dirigentes se han limitado a exigir a la Generalitat que rechace los expedientes que no tengan “las condiciones que marca la ley”, amenazando con una “respuesta contundente” si no era así.

Se da la circunstancia de que las direcciones de CCOO y UGT apoyan, junto a la Generalitat que inyectará dinero público, la operación de venta de Frigo a Farggi, lo que supone aceptar que la multinacional Unilever cierre su planta de Barcelona (una empresa con beneficios y mercado), dejando en la estacada a 268 trabajadores de los que sólo 85 pasarán a la empresa compradora. Un trabajador de Frigo denuncia este hecho en los siguientes términos: ¿Son estas “las condiciones que marca la ley” para los dirigentes de CCOO y UGT y el ejemplo a seguir en otros casos? Las declaraciones de los dirigentes de CCOO y UGT contrastaban con las consignas que se han escuchado durante la manifestación.

Especialmente combativo se ha mostrado el cortejo de Nissan, donde se apreciaba la indignación con Montilla, que ayer mismo se entrevistó con responsables de la multinacional sin plantearles su rechazo al ERE. “Montilla, escucha, la Nissan está en lucha” o el más contundente “Montilla, cabrón, levanta del sillón” se han podido oir junto al “contra el expediente, rechazo contundente”, el grito más coreado por los trabajadores. La dirección de Nissan también ha recibido sus muestras de cariño: “Ese japonés, hijo puta es”. Los trabajadores de Pirelli por su parte también apelaban a la responsabilidad de Montilla mientras coreaban “Sin industria, todos a la mierda”.

En este caso, el grito contra el propietario de la multinacional era un clásico: “Tronchetti, cabrón, trabaja de peón”. Otro clásico, aunque más reciente, ha recorrido la manifestación de arriba abajo. El “Señor alcalde, le va a votar su puta madre”, que pusieron de moda los conductores de TMB durante su ejemplar lucha por los dos días de descanso semanal, se oía insistentemente en la columna de Nissan y en distintos puntos de la manifestación.

También en contraste con el discurso de los dirigentes de CCOO y UGT, los manifestantes han exigido con reiteración una respuesta unida y contundente contra los ERE’s y despidos: “Hace falta ya una huelga general”, “Así, así, ni un paso atrás, contra los despidos, huelga general” han sido coreadas repetidamente, junto a otras consignas apelando a la lucha como “si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra…”, “Així, així, cap pas enrere, contra el capital, lluita obrera” (“Así, así, ni un paso atrás, contra el capital, lucha obrera”).

La manifestación ha contado también con la presencia de un bloque agrupado en torno a la , que se ha manifestado con una pancarta de cabecera con el lema “No a los ERE’s y los despidos, la crisis que la paguen ellos, luchemos juntos, huelga general”. La Xarxa ha concluido la movilización con un acto ante la sede de la patronal catalana Foment del Treball, donde se han coreado consignas como “Estos de aquí enfrente, despiden (explotan) a la gente”.

Han hablado en nombre de distintas empresas en lucha representantes de Telefónica, Sintermetal, Delphi de S. Cugat, Seat y Pirelli (los de Simón han justificado su ausencia por esta en pleno conflicto en ese momento) denunciando la voracidad del capital como causa real de los planes de despidos y la política de colaboración de la Generalitat y de conciliación de los dirigentes de CCOO y UGT con ellos. Lluis Blanco, en nombre de la Xarxa, ha concluido el acto dando lectura a la declaración difundida durante la manifestación y suscrita por secciones sindicales, delegados y trabajadores de empresas en lucha (Simón, Frape, Frigo, Delphi, Magneti Marelli, Sintermetal, Estampaciones Sabadell, EDS, Nissan, Pirelli, Telefónica).

En ella se plantea “¿Por qué Montilla y la consellera Serna no han dejado ya claro que van a rechazar unos EREs totalmente inaceptables como los de Nissan o Pirelli, por no hablar de Frigo?”, se reivindica “que el protagonismo lo tomen las asambleas de trabajadores” y se llama a “coordinar las luchas desde abajo y a presentar una respuesta unificada” con la “convocatoria de una huelga general en Catalunya”. Finalmente se ha hecho un llamamiento a participar en las próximas movilizaciones unitarias contra la crisis, en solidaridad con las luchas y contra los despidos, y contra la directiva de las 65 horas. La Asamblea abierta y concentración del 15 de noviembre (17 horas, Plaça Catalunya) coincidiendo con el arranque de la reunión internacional del G–20 de “Refundación del capitalismo”. Y la manifestación del 29 de noviembre (17’30 horas, Plaça Universitat).

El descaro de la banca ¿Rescatar a los bancos o a los trabajadores/as? 22 de febrero de 2009

Escritor(a) : Carlos López

La banca española recibió en el 2008 la cantidad de 196.846 millones de euros de dinero público, y con lo que se le promete para estos meses iniciales del 2009 alcanza los 250.000 millones, esto es entre el 20 y el 25% del PIB. Hay que tener en cuenta que se pide que el gasto en educación llegue al 6% del PIB y estamos en poco más del 4%. Para dar otra cifra de referencia, este dinero, repartido entre todos los habitantes del estado español (algo más de 46 millones), supone que el Gobierno ha entregado a la banca entre 4000 y 5000 euros por persona. Esto es, para una familia media con dos hijos/as, ¡entre 16.000 y 20.000 euros!

Pero eso no es todo, la banca ha exigido además que la compra de activos «de dudoso cobro» no se haga pública para no deteriorar la imagen del banco o caja. Es más, la banca ha seguido especulando. El mayor de entre los bancos, el Santander, no ha perdido la ocasión de hacer buenos negocios, comprando bancos arruinados: los bancos británicos Bradford&Bingley (773 millones euros) y Alliance&Leicester (1574 millones euros) y el norteamericano Sovereign (1400 millones de euros). Y agarrando dinero público no han tenido pudor en jactarse de haber cerrado el ejercicio con casi 9000 millones de euros de beneficio. Hasta tal punto llega el descaro, que el Santander va a compensar a los clientes ricos que fueron estafados por Madoff. ¡qué detalle para sus amistades de la jet! Ante tanta demostración de ostentación, Zapatero se vio obligado a decirles que guardaran las formas, que no es hora de alardear de beneficios y que facilitaran los recursos que les había entregado el Estado a familias y empresas. Pero la patronal está lanzada y no se muerde la lengua, antes incluso de la reunión con el presidente del Gobierno: su presidente, Miguel Martín, asegura que la culpa de la crisis la tienen las familias y las empresas, ¡que suerte tenemos de tenerlos a ellos! y que es normal que sigan haciendo beneficios. También asegura que hay un exceso de endeudamiento y que ampliar el crédito sin garantías es una irresponsabilidad.

¿Y cual es la respuesta a tanta provocación? Zapatero no responde a la arrogancia de la banca, y sale de la reunión asegurándoles más dinero, mientras la banca asegura que no tiene porqué modificar su política de «prudencia», y prudencia, según ellos, es dejar los créditos de vivienda por ejemplo a euríbor + 3, cuando antes de la crisis se pagaba al euríbor más 0’25 o 0’50, es decir ampliar su margen de beneficio aprovechándose de la crisis. El PSOE en el gobierno está entregado en cuerpo y alma a la gran patronal, aunque necesite a cada elección del voto obrero y popular para llegar a la Moncloa.

Pero en una cosa tiene razón el presidente de la Asociación Española de la Banca cuando afirma que hay un exceso de endeudamiento de las familias. Realmente el problema para la gran mayoría no está en abrirles nuevas líneas de crédito, sino en ayudar a mejorar su poder adquisitivo para mantener el consumo y pagar los créditos anteriores. Esto es defender el poder adquisitivo de los que hoy tienen trabajo, y generar puestos de trabajo para los que están en paro. Pero a esa situación real no responden esos 250.000 millones que el Gobierno ha entregado a la banca, en contraste con, por ejemplo, los «miserables» 8.000 millones entregados a los ayuntamientos para generar empleo mediante obra pública subcontratada.

Es preciso defender el poder adquisitivo de los y las trabajadoras, impedir el cierre de empresas y el aumento del paro y crear empleo público y digno. Basta ya de entregar el dinero de todos/ as a la banca y a las grandes empresas, esto es un atraco. Basta ya de permitir que la banca haga negocio con la crisis. No es posible dejar la banca –de la que dependen tantas viviendas y empresas- en manos de estos especuladores. Es imprescindible nacionalizar la banca sin indemnizar a los titulares de acciones de la misma, garantizando los depósitos de los trabajadores y las clases populares, para poner los enormes recursos que poseen al servicio de la población y la economía productiva.

CCOO y UGT participan en ellas: Las pensiones privadas caen con la bolsa

23 de febrero de 2009

Escritor(a) : Víctor Messeguer

Las pensiones privadas, que para el discurso dominante en el estado español debían ser las complementarias respecto a las pensiones públicas, están fallando en todo el mundo. Las pensiones públicas de las que los «expertos» de los bancos predecían su colapso, no. El esquema de las pensiones públicas en estados capitalistas occidentales es que los trabajadores activos jóvenes actuales pagan las pensiones de los trabajadores jubilados actuales, o sea, son públicas, colectivas y solidarias. El esquema de las pensiones privadas es que, además de descuentos en los impuestos (1), el dinero va al sistema financiero internacional (ese mismo que se cae) donde debería crecer por los intereses de la compra de acciones (parte de la propiedad) y bonos (deuda) de empresas y administraciones, o sea, es privado, individual y sujeto al azar de la especulación en el sistema financiero. Ya en 2003 (2), las empresas Thyssen Krupp, Arcelor, Michelin, Deustche Post, GKN Holdings, Linde, Pilkington, Portugal Telecom, Rolls Royce, TPG, General Motors, Ford, SBC, Boeing e IBM, estaban incumpliendo sus compromisos de pensiones privadas. Ha habido casos en los que la quiebra de la empresa ha significado la desaparición del dinero.

Desde hace años, se trasladó el riesgo financiero desde las empresas a los trabajadores. Como resultado de ello, con el desplome de las bolsas mundiales, los planes de pensiones (y las futuras pensiones) se han desplomado una media del 20% en los países de la OCDE (los llamados occidentales) llegando en muchos casos al 40% de pérdidas. Y continúan perdiendo. Estas pérdidas, de forma mucho más atomizada es lo que está ocurriendo en el estado español con los trabajadores o clases medias que destinaron ahorro a los planes privados de pensiones. En EEUU o Gran Bretaña, donde estas pensiones privadas están mucho más extendidas (en proporción directa al tamaño de sus sistemas financieros), la pérdida de las pensiones se añade a los despidos y a los embargos, configurando un tobogán desde la clase obrera hacia la indigencia.

La burbuja inmobiliaria, que ofrecía la ilusión de que el piso se podía convertir en el plan de pensiones, con su venta o hipoteca inversa, al estallar aleja esta posibilidad, con la desaparición de las hipotecas, las ventas y la reducción de los precios. En el estado español, en las zonas urbanas, las residencias privadas para ancianos cuestan un mínimo de 2.000 euros mensuales, apenas hay plazas públicas, y las pensiones medias son bajas. Veamos pues que la pensión real es la suma de varios factores: la cuantía de la pensión pública, los precios asequibles de los productos y servicios básicos, la sanidad pública y de las residencias públicas y gratuitas para ancianos y personas físicamente dependientes.

Se supone que el dinero aportado mensual o anualmente en las pensiones privadas se coloca en inversiones, de cuya mejor o peor fortuna depende el aumento o la disminución del capital (aparte de la inflación, que lo erosiona). Estas inversiones acaban siendo papeles. O se trata de acciones (renta variable) -pequeña parte de la propiedad de una empresa cuyo valor cambia diariamente o se trata de bonos (renta fija) -parte de la deuda de una empresa o administración, con lo que se es acreedor de la empresa. En los bonos, la empresa o administración suele pagar a menos que tenga problemas de liquidez o se halle en concurso de acreedores (suspensión de pagos) o quiebra, cosas cada vez más frecuentes (3). Como se comprende, dejar al mercado la posibilidad y las dimensiones de las pensiones es muy imprudente, aparte de que engorda el sistema financiero parasitario. En la práctica han servido para estafar a los trabajadores y para que los directivos puedan superar las pensiones máximas de la Seguridad Social.

Durante años, los bancos y cajas españoles (y occidentales) han predicho una y otra vez el colapso de las pensiones públicas, con el argumento de que dentro de 20 años -en el estado español- se deberá destinar el 16% del PIB (el valor de los bienes y servicios producidos en un estado en un año), algo inasumible. Lo que está ocurriendo es que en lo que se suele llamar occidente se está empleando ahora mismo el 15% del PIB en la primera fase del rescate bancario, entre ayudas y avales, en lo que sin ninguna duda es un golpe de estado del sistema financiero. Esas operaciones ya han llevado a Islandia a una situación de práctica quiebra del estado. Estas inmensas transferencias de dinero público al sector privado SÍ son una amenaza a los servicios y pensiones públicas.

Un ejemplo de plan de pensiones es el de la Administración General del Estado, gestionado por la empresa Gestión de Previsión y Pensiones (70% BBVA, 15% UGT y 15% CC.OO). Este fondo acumulaba en 6 meses a 31.06.08 pérdidas del 5,88 % (desde inicio del plan en 2004 acumula un supuesto beneficio del 2,08 %, pero en el mismo período, el IPC aumentó el 18,6 %). En un trimestre -el segundo, trimestre de 2008- , el plan supone unos ingresos de 69.518 euros para el BBVA, como Depositario, y de 236.705 para CCOO, UGT y el propio BBVA, como Gestora. Para un año, estos ingresos deben multiplicarse por cuatro. Como vemos, los planes de pensiones no van mal para todo el mundo. Este en particular afecta a 555.000 trabajadores, a los cuales se les descuenta de manera obligatoria el 0,5% de sus salarios (30 euros por cada 6.000 euros de salario). Este plan destina el 70% del dinero a renta fija y el 30% a renta variable.

Notas

1. Link abreviado http://linko.es/wdy h t t p : / / www.elblogsalmon.com/ productos-financieros/ planes-de-pensiones- para-todos.

2. Link abreviado http://linko.es/wdh h t t p : / / www.rebelion.org/h e m e r o t e c a /e c o n o m i a /030509pensiones.htm 3. Link abreviado http://linko.es/wd8 h t t p : / /www.rebelion.org/noticia.php...

Huelga general

24 de febrero de 2009

Lucha Internacionalista

El 29 enero una movilización generalizada recorría Francia y en más de doscientas manifestaciones, 2 millones de trabajadores/as rechazaron la política del gobierno, que entrega enormes sumas a la banca y a las empresas y deja de lado a los trabajadores. La situación en el estado español es mucho más grave que la que sacude Francia, con una tasa de paro del 14% (por 9% en el país vecino), pero peor aún es la dinámica de crecimiento del paro que provocó 200.000 parados/as más sólo en enero, alcanzando la cifra de 3’3 millones.

Sin embargo, el día anterior a la huelga francesa, Zapatero se reunió en secreto en la Moncloa con Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CCOO). Se trataba de obtener garantías de que aquí no iba a haber una huelga general. Toxo le tranquilizó públicamente: «aquí la huelga general no es necesaria porque no se están perdiendo derechos históricos de los trabajadores», y completó: el presidente Zapatero «se ha comprometido » a que no habrá retrocesos pese a las presiones de la patronal.

El mismo día de la huelga francesa Celestino Corbacho convocó en la sede de su Ministerio a los líderes de CCOO y UGT, y a los secretarios generales de CEOE y Cepyme, en el marco de la Comisión de Diálogo Social. A la salida de la reunión el ministro afirmaba que en el Estado español no hay un «clima social» que haga temer las predicciones de «drásticos conflictos sociales» de la cumbre de Davos.

Para el dirigente de CCOO no están amenazados los derechos de los trabajadores, pero ¿qué es acaso el trabajo sino el principal derecho de un trabajador/ a? La venta del sindicalismo oficial al Gobierno es escandalosa. Las pantomimas de «Diálogo Social» son la cobertura que recubre esa realidad. Pero ¿qué es lo que se avanza en esas reuniones? La patronal, envalentonada por la situación y la parálisis sindical, exige en ese marco el despido más barato, y el gran triunfo sindical –junto al Gobierno- es que de momento no hay abaratamiento del despido. La falta de toda referencia de confluencia y movilización general por parte de CCOO y UGT, atomiza cada conflicto empresa a empresa, provoca un alto desgaste con poca incidencia social y política y la mayoría de las veces acaba con la aplicación del plan patronal de despidos. Si es necesario, al final la Administración acaba aprobando el expediente, sin que los grandes sindicatos pidan explicaciones políticas a esos gobiernos «de izquierdas» con los que mantienen tan buenas relaciones.

Estos días hemos visto a sectores de la patronal unirse y organizarse para ir a pedir al gobierno un trato de igualdad con la banca y la gran empresa, para llevarse también una tajada del melón del dinero público.

Y vamos a ver a nuevos sectores que pronto tomarán la dirección de la Moncloa, la dirección que impiden tomar a la mayoría social que somos los trabajadores/as. ¿Quién se cree que el Gobierno no va a emprender un recorte generalizado de servicios sociales con unas arcas del Estado que se vacían a marchas forzadas? La política de las direcciones sindicales es criminal para los trabajadores/ as. Cada nueva fábrica que se cierra es un poco más de miseria no sólo para los nuevos parados sino para el futuro. Hay que cortar en seco esta sangría, hay que imponer un giro radical a la política del Gobierno; hay que intervenir la banca, nacionalizándola para poner los enormes recursos de que dispone al servicio de las familias y la producción. Hay que exigir el reparto del trabajo por ley entre las manos disponibles sin pérdida de poder adquisitivo; hay que exigir que se nacionalicen las empresas que amenazan con despidos o rebajas del poder adquisitivo de los salarios para ponerlas bajo control de los trabajadores/as; hay que exigir un plan de obra pública con empleo público y digno para dar empleo a los trabajadores de la construcción. Para todo ello hay que construir un movimiento que parta del sindicalismo combativo para imponer a las direcciones sindicales la Huelga General.

Lucha Internacionalista (LI - Espana)

2 Mensajes del foro

Comentar este artículo

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0